10 novelas eróticas que sí valen la pena (y NO se llaman 50 sombras)

palabrasaflordepiel

Foto: Christian Coigny Foto: Christian Coigny

La sensualidad mediática de Las 50 sombras de Grey me tiene harta. Y es que aunque muchos piensen que los revolcones de Anastasia y Christian inauguran la novela cachonda,  la literatura erótica de verdad, la perversa y rica, existe desde hace siglos. Además, el muy publicitado estreno de la película ya era malo (con sus apenas 11 minutos de sexo, según dicen), pero hacerlo coincidir con San Valentín es el colmo de lo previsible. Para contrarrestar el derroche de lugares comunes propongo este coctelito de lecturas lujuriosas: combina autores internacionales e hispanoamericanos, títulos clásicos y otros más bien recientes, en total 10 ricas opciones de novela erótica. Para que nadie pierda su tiempo con Grey.

1. La Venus de las pieles, Leopold von Sacher-Masoch, Axial (1870)

Cuenta la esclavitud sexual que un hombre establece con Wanda, una mujer alucinantemente fría. La novela está inspirada en las historias verdaderas de sometimiento a las que se expuso el autor, a partir…

Ver la entrada original 622 palabras más

Anuncios

¿POR QUÉ MI NOVELA NO LLEGA A LOS LECTORES?

Soy mi palabra

libros_venddos

Todos los escritores que llevamos algunos años en este mundo de la literatura nos hacemos de vez en cuando esta pregunta que da título al artículo. Además de escritores, la mayoría somos lectores (el que no lo sea ya tiene la respuesta), leemos tanto a clásicos como a nuestros contemporáneos, y ¿quién después de leer un libro escogido entre los más vendidos no ha sentido ganas de hacerse el haraquiri a las puertas de una de nuestras grandes editoriales? Te dices: «Si esta novelita de tres al cuarto ha llegado a miles y miles de lectores, ¿qué pasa con las mías?». También ocurre al contrario, a mí me ha pasado leer a algunos de mis compañeros y no comprender cómo es posible que una obra de tal excelencia pueda estar en la más absoluta sombra.

Después de tanto tiempo en esta lucha incansable de llegar a los lectores, creo que…

Ver la entrada original 852 palabras más