¡GRATIS POR NAVIDAD!

Segunda novela de Joan Carles Guisado, una mirada poco convencional sobre la prostitución.

Segunda novela de Joan Carles Guisado, una mirada poco convencional sobre la prostitución.

Llegan las Navidades, época de regalos y compras compulsivas.

Os quiero regalar el e-book de Sentada en el fondo de un bar, tenéis tiempo hasta el viernes día 12 en cualquier tienda amazon.

amazon.es

amazon.com

amazon.com.mx

Cuando lo leáis me gustaría que dejarais vuestra opinión en Amazon.

 

 

 

 

 

Presentación en L’Hospitalet de Llobregat(Barcelona) del libro Sentada en el fondo de un bar


Enla Biblioteca Can Sumarro, el míercoles 19 de noviembre, a las 19:00 presentarán la novela:

PaulaVip puta y activista pro derechos y

Jesus A. Vila, escritor y editor

acompañando a Joan Carles Guisado autor de Sentada en el fondo de un bar.

El autor nos presenta una historia que sucede entre Panamá y El Raval. Una historia muy poco convencional sobre la prostitución.

Se podrán adquirir ejemplares y su autor los firmará.

Sigue el evento en facebook

Presentación en Barcelona del libro Sentada en el fondo de un bar

foto presentación aprosex


En el marco del SEB, el viernes 03, sobre las 19:00 estará junto a PaulaVip Barcelona , Joan Carles Guisado autor de Sentada en el fondo de un bar  para presentarlo.

El autor nos presenta una historia que se sucede entre Panamá y El Raval. Una historia sobre prostitución y la libertad de ejercerla, contada desde la perspectiva de un cliente, sin tabúes y sin colorines innecesarios.

Se podrán adquirir ejemplares y su autor los firmara.

Seguiremos informando de más actos y actuaciones…ufff… ¡ será esplendido

https://www.facebook.com/events/592719767505908/?fref=ts

SFB – Presentación Casa Principal – 13/06/2014

(Texto pronunciado por el autor)

Presentación en Casa Principal - VeracruzEn primer lugar quiero dar las gracias al IVEC, en especial a Casa Principal que me brindó este lugar entrañable para mí, ya que Casa Principal fue el primer lugar donde presente mi primera novela hace ya dos años.

En segundo lugar a la maestra Úrsula Ramos que no nos ha podido acompañar muy a su pesar por estar indispuesta por problemas de salud, todos esperamos que se recupere lo antes posible. La maestra Úrsula es una de esas grandes mujeres que la vida te presenta muy de tanto en tanto, yo la conocí al poco tiempo de llegar a Veracruz. Mujeres que también están presentes en Sentada en el fondo de un bar, personajes que parecen secundarios, pero que dan sentido a toda una vida: la señora Tere, que cuidaba de los niños que sus familias no podían atender; la señora Teresina que acogió en su casa a Pepe, durante los veranos de su infancia y la hermana Teresa que de alguna manera salvó la vida al padre de Pepe cuando estaba en el campo de concentración. No es que no haya hombres igual de grandes, si los hay, pero su relevancia difícilmente se acerca a la de las mujeres.

También quiero dar las gracias al maestro Ignacio García, que repite presentación en esta mi segunda novela y que como explicaré después tiene alguna culpa de que este libro esté narrado por Pepe y que los lugares de los que hablan me sean conocidos.

Cómo no, quiero dar las gracias a mi compañera de taller, del taller de “los ursulitos”, a la licenciada Glenda Castillo, poeta de una sensibilidad exquisita. Muchas gracias a todas y a todos ustedes.

Yo aunque tenga muchos años, soy un escritor novel y aun que estoy en pleno proceso de formación quiero explicaros lo que significa para mi escribir.

Escribir es aprender sobre lo que quiero contar; es acercarme a una verdad que permanece oculta a ojos de muchos, incluso de mi mismo. Me gusta acercarme al borde del pozo oscuro que representa la búsqueda de ese pequeño secreto que ayudaré a desvelar a mis lectores. Doy por sentado lo imposible que es acercarse al Secreto en mayúsculas y no creo que el objetivo de la literatura de ficción sea desvelar ningún Secreto. Acercarse al pozo, ver alguna tímida luz, buscar la manera de contarla y  compartir el sentimiento de los personajes; eso es para mí escribir.

Quiero leeros algunas citas de escritores reconocidos con las que me siento identificado:

 

“La ficción es una mentira que encubre una profunda verdad”

Mario Vargas Llosa

 

“El arte de la novela se basa ante todo en la compasión”

Orhan Pamuk, nacido en Estambul, premio Nobel de Literatura en 2006 y su libro más conocido El Castillo Blanco.

 

“Una historia, cualquier historia, es más que la anécdota que nos cuenta. Cuando sentimos la conmoción de lo que yace bajo las palabras estamos frente a la literatura”

Mónica Lavín, una gran maestra y cuentista mexicana

Mi primer libro fue Ni modo, esta vida nos tocó vivir, en el abordé el tema del narcotráfico donde plasmé una visión muy personal sobre el mismo. Esta primera incursión en la novela me sirvió para descubrir, entre otras cosas, qué tipo de historias quería contar, y me di cuenta que tanto como persona, como escritor, me interesaban los temas sociales, esos temas rodeados de tabús, de invisibilidad y del menosprecio de mucha gente.

Una vez decidido que mi próxima novela trataría sobre otro tema social, me dispuse a escribir sobre la prostitución. Este tema me era menos desconocido que el narcotráfico, yo había nacido en el centro de Barcelona donde abundaban las putas y los bares de alterne en mi niñez.

El maestro Ignacio García, en la presentación de mi primer libro, me hizo reparar en la manera difícil con la que había iniciado mi trayectoria como escritor; en mi primera novela hablaba de un tema desconocido para mí (el narco) y de una ciudad (Veracruz) que no conocía, utilizando argot de “los bajos fondos” que tampoco conocía y por si fuera poco había escogido como narrador de la novela a una mujer, siendo yo hombre. Fruto de esa reflexión pensé que tenía razón, que para mi próxima novela escogería un narrador de mi propia edad y que hablaría de lugares que conociera bien. El día 25 de junio de 2012 aparece la primera anotación sobre la novela en mi libreta, tan solo dos meses después de haber publicado mi primer libro.

Una vez escogido el tema y los lugares que ya me eran conocidos, empezó el arduo camino de ir imaginando la historia y la manera de contarla, pienso que en la literatura actual, la manera de presentar la historia es quizás más importante que la historia misma.

En la novela hay tres tipos de narradores, sin contar las “mudas” de narrador que significan los diálogos por sí mismos.

Un narrador en primera persona: Pepe, personaje principal de la novela. Me decidí por este tipo de narrador para los capítulos en que Pepe nos cuenta historias de cuando era pequeño y para los capítulos en que Pepe habla con su madre enferma de alzheimer, capítulos estos que se convierten en extensos monólogos ante la enajenación de la madre. Para estos capítulos biográficos de Pepe escogí la primera persona, por tener más fuerza emocional, pensando que me ayudaría a crear un ambiente más íntimo con el propio lector.

Un narrador en tercera persona con, o equisciente: narra en tercera persona ligado al personaje central de la historia, Pepe. Este narrador nos cuenta los capítulos de la historia de Pepe con Camila y me permite dotar a la narración de cierta objetividad que hubiera sido casi imposible con un narrador en primera persona.

Un narrador omnisciente (que lo ve todo): utilizado solamente en un capítulo donde se relatan hechos que Pepe desconoce y que el autor necesita explicar a los lectores.

Las dos historias: la infancia y adolescencia de Pepe y el encuentro de Pepe con Camila; más los tres narradores ayudan al autor, o sea a mí,  a mostrar una imagen de la prostitución muy personal y poco convencional.

Por último querría hacer notar que si bien Pepe es la figura central del libro, la madre de Pepe y Camila son los personajes a través de los que gira toda la historia y de hecho son sus vidas las que dan sentido a todo el libro.

Los Elementos del Reino – Desde 2005 – Reseña de SFB

cropped-banner-sentada-en-el-fondo-del-bar.jpgPor: Ignacio García

El autor de SENTADA EN EL FONDO DE UN BAR me ha dicho que este libro está mejor escrito que su anterior obra (NI MODO; ESTA VIDA  NOS TOCÓ VIVIR);  lo que predispone al lector a disfrutar este  nuevo libro  de un modo diferente. Poniéndolo en palabras simples, estamos frente a una novela puntual, bien precisa en sus diálogos, con la alternancia narrativa de una tercera persona y una primera (con monólogos de increíble poesía), además de las diferentes escenas que, a manera de flash back, se desarrollan sin dejar un minuto al lector; se le lee y emociona de forma atrayente.

Así, sin mucho alarde ni malabarismos,  el autor lo mismo se detiene a describir minuciosamente su vida de infante, que recurre a las elipsis para dar saltos en el tiempo o en la evolución de algún personaje y centrarse en lo que más le interesa contar en ese momento. Las descripciones del pensar y actuar de cada uno de sus protagonistas, son tan transparentes en su quehacer que pareciera al lector estar inmerso en la escena.

En cierto modo SENTADA EN EL FONDO DE UN BAR pareciera ser una suerte de biografía, pero contada de un modo peculiar. En lugar de un narrador de principio a fin y que narra, evoca, juzga, interpreta o tergiversa maliciosamente mientras se ofrece a sí mismo como ojo que todo lo ve (y que de paso oculta y desprecia todo aquello que no le afecta directamente), en esta novela un narrador en primera persona hace las veces de punto de fuga en el que convergen las trayectorias de quienes han sido su entorno social y familiar. Pero la ambición del relato va mucho más allá del mero recuento de las peripecias de unos personajes: se trata de un recuento de los hechos que hacen pensar en la persona del propio autor.

El pretexto es  la historia de Pepe, un barcelonés bien adaptado a las entrañas de los territorios centro-americanos, y de Camila, una joven madre que por circunstancias propias de la crueldad humana se ve en manos de la trata de blancas, quien la prostituye. A partir de este hecho (que a decir el propio Joan Carles “no tiene sentido en el contexto del libro”) en el que Pepe se enamora de Camila (a quien más tarde pierde asesinada por un grupo de malandrines), el autor o crea historias paralela  a manera de un cinematógrafo y–ya se ha dicho—con  una pluma precisa,  llena de imágenes y personajes con emociones reales, soledad, fracturas de vida, recuerdos vívidos e incesantes, que para muchos no pasan de la cotidianidad, pero que están ahí, a la vista de todos, esperando manifestarse; y Joan Carles los relata con maestría.

Leer más en: Los Elementos del Reino – Desde 2005.