Los Elementos del Reino – Desde 2005 – Reseña de SFB

cropped-banner-sentada-en-el-fondo-del-bar.jpgPor: Ignacio García

El autor de SENTADA EN EL FONDO DE UN BAR me ha dicho que este libro está mejor escrito que su anterior obra (NI MODO; ESTA VIDA  NOS TOCÓ VIVIR);  lo que predispone al lector a disfrutar este  nuevo libro  de un modo diferente. Poniéndolo en palabras simples, estamos frente a una novela puntual, bien precisa en sus diálogos, con la alternancia narrativa de una tercera persona y una primera (con monólogos de increíble poesía), además de las diferentes escenas que, a manera de flash back, se desarrollan sin dejar un minuto al lector; se le lee y emociona de forma atrayente.

Así, sin mucho alarde ni malabarismos,  el autor lo mismo se detiene a describir minuciosamente su vida de infante, que recurre a las elipsis para dar saltos en el tiempo o en la evolución de algún personaje y centrarse en lo que más le interesa contar en ese momento. Las descripciones del pensar y actuar de cada uno de sus protagonistas, son tan transparentes en su quehacer que pareciera al lector estar inmerso en la escena.

En cierto modo SENTADA EN EL FONDO DE UN BAR pareciera ser una suerte de biografía, pero contada de un modo peculiar. En lugar de un narrador de principio a fin y que narra, evoca, juzga, interpreta o tergiversa maliciosamente mientras se ofrece a sí mismo como ojo que todo lo ve (y que de paso oculta y desprecia todo aquello que no le afecta directamente), en esta novela un narrador en primera persona hace las veces de punto de fuga en el que convergen las trayectorias de quienes han sido su entorno social y familiar. Pero la ambición del relato va mucho más allá del mero recuento de las peripecias de unos personajes: se trata de un recuento de los hechos que hacen pensar en la persona del propio autor.

El pretexto es  la historia de Pepe, un barcelonés bien adaptado a las entrañas de los territorios centro-americanos, y de Camila, una joven madre que por circunstancias propias de la crueldad humana se ve en manos de la trata de blancas, quien la prostituye. A partir de este hecho (que a decir el propio Joan Carles “no tiene sentido en el contexto del libro”) en el que Pepe se enamora de Camila (a quien más tarde pierde asesinada por un grupo de malandrines), el autor o crea historias paralela  a manera de un cinematógrafo y–ya se ha dicho—con  una pluma precisa,  llena de imágenes y personajes con emociones reales, soledad, fracturas de vida, recuerdos vívidos e incesantes, que para muchos no pasan de la cotidianidad, pero que están ahí, a la vista de todos, esperando manifestarse; y Joan Carles los relata con maestría.

Leer más en: Los Elementos del Reino – Desde 2005.

SENTADA EN EL FONDO DE UN BAR | El Blog de Paula.com

el blog de paula.com

SENTADA EN EL FONDO DE UN BAR

Sentada en el fondo de un bar es la última novela de Joan Carles Guisado, un escritor catalán afincado allende los mares y que en esta ocasión nos relata dos historias sobre muy unidas a Pepe, el personaje que cuenta en primera persona situaciones, sentimientos, ubicaciones, de tal modo que puedes sentir el frío de la habitación que describe, como la brisa del mar al caer el día en el ya desaparecido Rompeolas barcelonés. Se puede morder el polvo entre los dientes de una vieja carretera o sentir el aplastante calor de la ciudad a media mañana. Hacía mucho tiempo que no me leía un libro con tanta avidez, pero es que Sentada en el fondo de un bar, sólo se puede leer así. Con la ansiedad del que pide un vaso de agua cuando estás a 42º y te encuentras bajo un sol ardiente.

¿Es recomendable? Al 100%

¿Vale la pena? Al 100%

¿A quién va dirigido? A cualquiera con una sensibilidad exquisita que quiera saber más sobre prostitución, desde un punto de vista subjetivo, humano y carente de morbo sexual.

Leer más en: SENTADA EN EL FONDO DE UN BAR | El Blog de Paula.com.

La mejor novela de Carvalho

El blog de NEGRA Y CRIMINAL

mares

 

Dentro de un mes, hará diez años de la triste desaparición física de Manuel Vázquez Montalbán. Habrá un Congreso universitario para hablar de su obra, ciclo de cine y bastantes más actividades. La Biblioteca Montbau organiza una ruta siguiendo los pasos de Carvalho, y guiados por el librero negrocriminal.

 

En la librería desde ahora mismo, les convocamos alsábado día diecinueve de Octubre para que se vengan por La Barceloneta. Hablaremos de Diez años y un día de ausencia de Manuel Vázquez Montalbán. Habrá la presentación de Recuerdos sin retorno. Para Manuel Vázquez Montalbán, un libro de Daniel Vázquez Sallés, que editará Península, unos días antes.

 

Naturalmente, brindaremos ¡Por la caída del régimen!

 

Queremos proponerles que nos cuenten, que nos digan cual es la mejor novela, según ustedes, de las protagonizadas por el detective Pepe Carvalho. Dejamos a un lado…

Ver la entrada original 141 palabras más

Reseña de “México 2010 diario de una madre mutilada”

Un magnífico libro que se abre paso ante el SILENCIO. ” La muerte de la cultura es el silencio”  nos dice la escritora Ester Hernández Palacios.

México 2010 diario de una madre mutilada

La autora del libro, además de atesorar una excelente pluma, es ante todo una madre rota que nos ofrece su diario íntimo como testimonio de la muerte de su hija, su hija asesinada, en un país (México) que está “en guerra de «baja intensidad», pero de alto dolor para quienes hemos recibido los golpes” nos confiesa la Doctora Ester Hernández Palacios.

Acabemos con el SILENCIO

Me niego a ser comparsa. No creo en la justicia de mi estado, no creo en la justicia de mi país.” nos grita la madre dolorida que ama a su país y no quiere ser ya, más comparsa, no quiere mirar hacia otro lado.

Hace cuatro años que vivo entre Barcelona, mi ciudad natal y Veracruz, mi nuevo lugar de acogida y el SILENCIO de las personas, sobre todo de las de buena fe, es lo que más me duele, ese silencio que te obliga a no poder decir las cosas que piensas en público, ese silencio que de no acabar, acabará con la dignidad de todo un pueblo.

Prosa poética de primer orden

Ester Hernández Palacios es una profesional y erudita de las letras que aunque en este libro nos muestra las angustias de una “madre mutilada” nos permite sentir con ella sus emociones y el relato nos lleva a momentos de deleite literario de muy alto nivel. Los hechos narrados en su diario nos transmiten y nos impulsan a compartir sus sentimientos, sus sensaciones y su dolor.

El libro es totalmente recomendable por lo menos por tres cosas:

  1. Su excelente factura literaria.
  2. Su testimonio de vida como madre mutilada.
  3. Y su compromiso por acabar con la impunidad.

El  libro México 2010, diario de una madre mutilada, editado por Ficticia Editorial fue premio Testimonio Carlos Montemayor 2011, otorgado por el Instituto Chihuahuense de Cultura y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

Ester Hernández Palacios una mujer de letras

Esther Hernández Palacios, docente de la Facultad de Letras Españolas de la Universidad Veracruzana (UV), investigadora del Instituto de Investigaciones Lingüístico-Literarias de la misma casa de estudios, ex directora del Instituto Veracruzano de Cultura (IVEC) y del Museo de Arte del Estado en Orizaba (MAEV), doctora en Letras y crítica literaria,

“El guardián invisible”, de Dolores Redondo

novelanegraypoliciaca

guardian-invisibleLas misteriosas tierras de Elizondo protagonizan esta novela policiaca donde las mujeres que aparecen en ella sostienen una historia de crímenes, problemas familiares y personales. Dolores Redondo ha construido con “El guardián invisible” una historia verosímil y adictiva donde cada personaje tiene una profundidad remarcada y que hace que esta novela destaque de entre otros libros del género.

Esta novela, que se enmarca en un escenario privilegiado, es la primera entrega de la trilogía del Baztán. Todo comienza con un misterioso asesinato de una joven, que aparece en la orilla del río, con las ropas rasgadas, con el pubis rasurado y, encima de éste, un xanxigorri, postre típico de esta zona de Navarra. La inspectora Amaia Salazar debe trasladarse a estas tierras que la vieron crecer y de las que no guarda un buen recuerdo. La protagonista deberá enfrentarse a sus recuerdos familiares para resolver el caso del “basajaun”, un…

Ver la entrada original 148 palabras más

Unos parados se organizan para atentar contra el presidente del Gobierno

ezequiel teodoro

ESTO ES UN RELATO DE FICCIÓN. CUALQUIER PARECIDO CON LA REALIDAD ES PURA CASUALIDAD.

Noticia facilitada por Europa Prensa

 El Cuerpo Nacional de Policía ha desarticulado esta mañana un plan para atentar contra el presidente del Gobierno, en el que estaban implicados cuatro parados de larga duración. Las cuatro personas que formaban parte del complot, de nacionalidad española y residentes en Madrid, han sido detenidas en la vivienda del cabecilla a las diez y cinco de la mañana.

Los detenidos, una mujer y tres hombres, preparaban desde hace dos meses un atentado contra el presidente del Ejecutivo, según han señalado fuentes policiales. En el piso se han intervenido un revolver Astra calibre 38, una pistola automática Lecker, una escopeta manipulada con silenciador y cuatro bombas de fabricación casera.

De momento no han trascendido los datos identificativos de los presuntos terroristas, aunque sí que los cuatro se hallaban en situación de…

Ver la entrada original 58 palabras más

Reseña de “A la puta calle” de Cristina Fallarás

a la puta calle“A la puta calle: crónica de un desahucio”, o una triste historia de la” miserización” de la clase media ante los ojos atónitos de la mayoría.

Cristina, nos grita a la cara, a la puta cara: “Con todas las tropelías que los gobiernos de Zapatero y Rajoy han llevado a cabo, con todo el dinero público que han privatizado regalándoselo al sistema financiero, con todos los recortes en derechos de los trabajadores, educación, sanidad, etcétera que han pergeñado, lo normal sería que estuviéramos incendiando algo.

Pero no, todavía estamos pensando que no es verdad, que no nos puede pasar a nosotros, quizás sea verdad para algunos; pero ¿Por qué no pensar que todos, todos, somos ellos? Que los políticos miren para otro lado casi nos tiene acostumbrados, pero ¿Nosotros? ¿Hasta cuándo estaremos mirando para otro lado? El libro “A la puta calle” está escrito desde la sinceridad, desde la pobreza, desde el miedo, pero sobre todo desde la honestidad, los que hace tiempo que seguimos la trayectoria de Cristina, estamos hartos de que pongan en duda la veracidad de los hechos, que duden de la crudeza de la realidad. No, señores, no vivimos en “wonderland”, estamos al borde del precipicio.

“A la puta calle”, los despidos sin piedad y la brecha social

“El despido está en la base del desastre de millones, MILLONES, de trabajadores en España. Y en la base de los desahucios. Por eso algunos dicen «Pues yo no lo entiendo, porque bien que hay gente que sale de tiendas, y los restaurantes están llenos y mira cuantos desplazamientos hubo el último puente, etcétera». Porque se ha abierto una brecha. Y es una brecha bestial” escribe Cristina Fallarás en su libro, en esta brecha, abierta por los poderes financieros, ayudados por los políticos de turno, también hemos colaborado todos en abrirla, con nuestros miedos, con la falta de solidaridad entre los trabajadores, por ejemplo, no hemos intentado soluciones de repartir el trabajo entre todos, todos hemos mirado hacia otro lado de alguna manera.

La crónica de “A la puta calle” nos relata el empobrecimiento de la clase media, los pobres de toda la vida no aparecen en estas páginas, pobres de ellos, solo aparecen en las estadísticas, el libro puede hacer comprender a muchas personas que están más cerca de la pobreza de lo que nunca se hubieran imaginado, pero también, espero, que sirva para empatizar con todas las personas que sufren injusticias o desigualdades de todo tipo. Después de la lectura del libro de Cristina Fallarás podremos ser un poco más “humanos”.

Todos al borde de la puta calle y los políticos como si oyeran llover

Nadie está exento de estar en la puta calle, ni tan solo los políticos que miran para el otro lado, con sumo desdén, ni los periodistas de los grandes medios de comunicación, que ya me perdonarán, vienen haciendo un triste papel desde el inicio de la crisis, también ellos aunque estén instalados en el “wonderland” imaginario.

A los políticos, ¡ya les vale!, han corrido a inyectar dinero al sector bancario, el sector artífice de la crisis, pero no se han ni planteado: cómo se soluciona el dejar sin su vivienda y prácticamente en la calle a multitud de personas. Eso lo dejan a las partes, a los contratos privados, sabiendo de la indefensión del que toma la hipoteca. Algunos no son suficientemente valientes para proteger la vida de tantos afectados y para otros esa desprotección forma parte de su ideario político.

Cristina Fallarás: una mujer pobre con mucho currículum

Leyendo el currículum de Cristina nos podemos dar cuenta de que todo aquello que nos decían nuestros padres y luego, los de más edad inculcaron a sus hijos: “para que te vaya bien en la vida hay que estudiar mucho y esforzarse”, no sirve de mucho para las circunstancias actuales, una crisis de grandes proporciones, que algunos califican de estafa, y que está empobreciendo a la mayoría de la población, mientras los poderes fácticos se salen de rositas.

Cristina Fallarás nació en Zaragoza, España en 1968, periodista y escritora, estudió Ciencias de la Información en la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha ejercido como periodista en El Mundo, Cadena Ser, Radio Nacional de España, El Periódico, Antena 3, Cuatro, COM Ràdio y Radio Principado de Asturias. Durante su etapa en los diferentes medios a ejercido prácticamente todas las labores posibles en un medio de comunicación.

Es autora de las novelas:

Rupturas, Urano, 2003.

No acaba la noche, Planeta, 2006.

Así murió el poeta Guadalupe, Alianza, 2009. Finalista en el Premio Hammett 2010.

Las niñas perdidas, Roca Editorial, 2011. Premio de Novela Negra L’H Confidencial 2011. Premio Ciudad de Barbastro de Novela Breve 2011.

Últimos días en el Puesto del Este, DVD Ediciones, 2011.

 

 

Reseña de “La tristeza del samurái” de Victor del Árbol

la tristeza del samurai

“La tristeza del samurái”, una novela compleja y muy interesante que nos habla del poder, de la venganza, del odio y sobre todo lo que se hace por ambición.

“Que el poder, la venganza y el odio son más fuertes que cualquier otra cosa, y que los hombres son capaces de matar a quien aman y de besar a quien odian si ello es necesario para cumplir sus ambiciones”; reflexiona Publio, el personaje que sin ser central está siempre omnipresente en la novela de Victor del Árbol y que de alguna manera representa lo peor de esos personajes públicos que están dispuestos a cualquier cosa con tal de satisfacer sus intereses personales, por desgracia, ese tipo de personajes pueblan la fauna política de casi todos los lugares y casi todos los tiempos. El caso de Publio es un caso extremo, es una persona dispuesta a todo, matar, manipular la justicia, medrar en política y traicionar a todos todo el tiempo. Hay otros poderosos que a simple vista no son tan dañinos pero en realidad destruyen muchas personas a su paso.

“La tristeza del samurái”, de la posguerra española al 23F

La familia Alcalá: Marcelo, su hijo César y su nieta Marta, será devastada por un crimen cometido durante la posguerra española en Extremadura en el año 1941.
La trama de la novela nos lleva desde la posguerra en Extremadura hasta la Barcelona de 1981, durante el golpe de estado del 23F.

Cuarenta años de complots, secuestros, asesinatos, torturas y violencia machista, son los ingredientes de esta fantástica novela de intriga, de sentimientos y rencores, de amor y odio, de ambición y dolor. Victor del Árbol narra los acontecimientos ocurridos y poco a poco va entrelazando los personajes, entrando en la psicología de cada uno de ellos, y haciéndolos coincidir quizás en demasiados lugares, Mérida, la estepa rusa, Barcelona. Esta coincidencia, en algún momento, produce una sensación de inverisimilitud, pero en su descargo hay que destacar: que la realidad normalmente es más inverosímil que la ficción.

Victor también nos hace transitar por esos años cruciales de la historia de España, esos años oscuros que parecían haberse acabado para siempre pero que cada vez más se intuye que aun hoy mediatizan las vidas de muchos españoles.

 

“La tristeza del samurái”, entre el thriller y la novela de posguerra

La novela es un sólido thriller con un entramado rico en personajes y con la tensión necesaria para mantener el interés del lector de principio a fin, los indicios y los distractores de la novela nos mantienen en la intriga. Pero “La tristeza del Samurái” no es solo eso, es una novela que habla de la posguerra española, de la arbitrariedad impuesta a los vencidos por parte de los vencedores, de como parte de los franquistas se camuflaron entre los demócratas y como de alguna manera seguían agazapados en los años ochenta, quizás se pueda intuir que en el siglo XXI perviven entre nosotros.

Victor del Árbol de policía (Mosso d’esquadra) a escritor a tiempo completo

Victor del Árbol nació en Barcelona, España en 1968. Fue seminarista durante cinco años, para más tarde cursar estudios de Historia en la Universidad de Barcelona y trabajar, de Mosso d´esquadra para la Generalitat de Cataluña, trabajo que le permitió acercarse, desde 1992, al aspecto más humano de las personas. Recibió el Premio Tiflos por su primera novela “El peso de los muertos”.

“La tristesse du samurai”, traducción francesa de “La tristeza del samurái” ha recibido el galardón a la mejor novela negra europea 2012, “Le prix du Polar Européen”, otorgado por la revista “Le Point” y se ha convertido en un bestseller en Francia, este premio le ha permitido al escritor dar el paso de dedicarse por completo a la escritura y como el mismo reflexiona: “En las actuales circunstancias me he atrevido a cambiar la estabilidad de ser funcionario y un futuro previsible por un futuro incierto, pero estoy acostumbrado a vivir en el filo y prefiero la ilusión y la pasión de luchar por algo que me merece la pena“. Desde esta humilde reseña le deseo lo mejor en su nueva etapa.

Otras obras de Victor del Árbol